09/08/2007

Invasión Otaku (Cuarta Parte)

Desde que tiempo deseo darle final a este artículo, pero bueno para darle fin, creo que sería mejor continuar rápidamente para terminar de un solo golpe, pero bien, me encanta totalmente hablar en este blog, aún sigo con la pregunta si realmente tengo que deshacerme de este blog, ¿pero qué cosas tengo en mente?, bien, es mejor continuar y terminar mi rutina del día de hoy, a comenzar.

Invasión Otaku en Latino América (Cuarta Parte)

El anime empezó a crecer, con el éxito de varias series transmitidas provocó que sus clientes comenzaran a pedir más de lo debido, a causa de ello, algunos quienes deseaban más de lo que se transmitían (si, estamos dejando atrás a los televidentes, al menos por un momento), esto simplemente hizo que algunas personas se fuesen del continente en busca de más, con el tiempo llegó la exportación de anime, por supuesto, pocos sabían hablar japonés, y claro, lo único que lograban hacer las personas quienes obtenían el producto directamente de Japón, simplemente se conformaban con ver solo las imágenes sin entender ni una sola palabra de lo que veían.
Pronto, la manía de series fuera del continente empezaba a aparecer, algunas series comenzaban a ser conocidas dentro del continente, un fuerte ejemplo sería la popular serie Evangelion, la cual se conocía únicamente por la exportación de series, pronto pasando la voz hacia otras personas como forma de recomendación, se dieron a conocer hacia la gente que desconocía de la exportación de series, ya el continente empezaba a tener conocimiento de series, algunas revistas con un gran contenido de información acerca de la manía otaku empezaban a ser vendidas a un alto precio por su maravillosa clientela, dando a conocer el lucro en el que vivía Japón (al menos eso pensaban los llamados "otaku"), con tanta información en píe, solo hizo que incluso también las cadenas de televisión se enterasen de ello, haciendo que llegasen a comprar varios derechos de series anime, de esa forma los televidentes comenzaban a convertirse con el tiempo en verdaderos "otaku", pronto estos llegarían a ser más grandes, con el tiempo repletarían este continente, lamentablemente no existían medios de comunicación a una larga distancia, lo cual alejaba a los otaku fuera de alcance de información, lo poco que tenían eran las personas quienes viajaban al país de Japón o de igual forma, las revistas relacionadas con el tema.
El tiempo transcurría fuertemente y la población de otakus comenzaba a crecer notablemente, ya pronto llegó la navegación hacia varias Webs, lo cual no llevó mucho tiempo para que los otaku dieran un paso rápido a crear comunidades entre ellos (claro está, que varios otaku ya hacían sus pequeños grupos sin necesidad de Internet), pronto el conocimiento de series creció y progreso rápidamente, las cadenas de televisión, al igual que varios canales de paga comenzaron a comprar derechos de series que incluso no llevarían ni 2 años en ser transmitidas o estrenadas, por el simple hecho de que el anime es un grandioso negocio.
El manga, ya es una historia diferente, puesto a que de igual forma también eran vendidos durante la época de la invasión otaku, al igual que el anime es buen negocio, el manga también permitió que varias sucursales tuviesen una muy buena clientela, los otaku siguen en pié y haciendo que nuevas generaciones comiencen a aparecer dentro de las comunidades.

En realidad no se si terminé de hablar del tema, pero bien, me agradó hablar de ello, si llego a tener alguna otra oportunidad de hablar de mismo solo ruego que no se dentro de dos días, mientras, doy por terminado el tema, ¡Hasta la Próxima!.


La exportación de anime hacia el continente americano fue un grandioso movimiento, que permitió que varias otras series fuesen reconocidas, sin este valioso movimiento quién sabe como seriamos los otaku en el continente americano actualmente.

0 Comentario(s) - Agregar Comentario:

Publicar un comentario